Arpa

De musiki
Saltar a: navegación, buscar
Arpa bien.png
Sección orquestal cuerdas
Modo de mediación responsivo
visible
Materiales Técnica tradicional (Arpa)

El arpa (también conocida como harp en inglés, harpa en portugués, o harpe en francés) es uno de los más antiguos instrumentos de cuerda punteada formado por un marco resonante y una serie variable de cuerdas tensadas entre la sección inferior y la superior. El sonido se obtiene al tocar las cuerdas con los dedos. El músico que lo toca se llama arpista.

Las arpas tienen una larga historia ya que son uno de los primeros instrumentos conocidos por el ser humano. Ésta ha pasado por una serie de alteraciones que han aumentado gradualmente su tamaño y número de cuerdas, sin cambiar el armazón conceptual básico. El resultado final es el arpa contemporánea de doble-movimiento, que se desarrolló desde finales del S. XVIII, hasta principios del S. XIX. La predecesora del arpa de doble-movimiento fue el arpa cromática. El estudio de la Orquestación, Adler

Disposición material

Generalmente, el instrumento convencional está fabricado con madera. A lo largo de la historia, se han utilizado diferentes tipos de madera para su contrucción (haya, arce, palisandro, pino). En cuanto a las cuerdas, en el arpa moderna, se constituyen de tripa de carnero, nylon, alpaca y/o cobre.

Partes necesarias

El arpa tiene una estructura triangular con tres partes bien diferenciadas:

Registro del Arpa, en notación musical.
  • La caja de resonancia: es la parte del arpa que está en contacto con el cuerpo del arpista. Es hueca y puede estar constituida por varias piezas de madera ensambladas o puede estar excavada en un una única pieza. Su parte superior, llamada tapa o tapa armónica, es atravesada por las cuerdas. Su función es, lógicamente, amplificar el sonido de las cuerdas.
  • La consola: es la parte superior del arpa que contiene las clavijas, que actúa como cordal.
  • La columna: es la pieza que cierra el triángulo del arpa y cuya función es la de mantener fija la distancia de las cuerdas, soportando la tensión que éstas generan cuando son afinadas. En las arpas clásicas, además, la columna lleva en su interior los cables del mecanismo de los pedales que permiten alterar la afinación de cada cuerda.
Partes del Arpa.

La mayoría de las arpas modernas poseen 47 cuerdas de diferentes materiales y registros: de registro medio y agudo: son 35 cuerdas construido a base de tripa animal. De registro grave: son de cobre y están entorchadas con acero

En la base del instrumento se encuentran los siete pedales (uno por cada nota natural) que permiten obtener los sostenidos y bemoles de cada nota. Cada uno de estos pedales tiene tres posiciones: la intermedia, que mantiene la afinación natural de la nota, mientras que las otras dos posiciones suben o bajan un semitono a todas las cuerdas de una nota, en distintas octavas.

Partes variables

Las partes y tamaños que pueden se modificadas sin alterar la particularidad del instrumento pueden ser: la caja armónica, el clavijero, la cantidad de cuerdas, además de los distintos tipos de maderas utilizadas para su construcción.

Modo de mediación

Los arpistas suelen ejecutar el instrumentos sentados (dependiendo del tamaño del instrumento) y en menor medida, de pie. En el arpa de pedales se utilizan solamente 4 dedos de cada mano (se excluye el meñique) y las cuerdas se atacan punteando las yemas de los dedos (a diferencia de las arpas folklóricas que frecuentemente utilizan las uñas). Esto significa que únicamente se podrán tocar ocho notas simultáneamente. La mano derecha se encarga del registro agudo y la izquierda del grave. Esta, sin embargo, puede alcan-zar todo el registro del arpa. no así la mano derecha que cómodamente puede bajar sólo hasta el DO indice tres, en vista de que el arpa va recargada en el hombro derecho. Cabe aclarar que la posición de la mano derecha en lo que se refiere a la apertura de sus dedos primero y segundo (pulgar e indice), queda inver-tida con respecto a la posición del piano. Por eso. los arpegios y acordes son más cómodos. o mejor dicho arpisticos. cuando se colocan los intervalos de mayor extensión en estos dedos. Una mano normal puede fácilmente extenderse a octava y media, por lo que frecuentemente puede encontrar acordes con intervalosIde décima, oncena. etc., en los extremos.

Agenciamiento

Su agenciamiento convencional es pulsar las cuerdas con los dedos o una púa, también rasgueando las cuerdas, al igual que la guitarrra o el banjo.

Mapa de mediación

Las arpas se conocen desde la Antigüedad en Asia, África y Europa; se remontan al menos al año 3500 a. C. Este instrumento alcanzó gran popularidad en Europa durante la Edad Media y el Renacimiento, donde se evolucionó dando lugar a una amplia gama de variantes. Se extendió llegando a las colonias de Europa, logrando una especial popularidad en América Latina. Mientras que algunos miembros antiguos de la familia del arpa se extinguieron en Oriente Próximo y Asia meridional, hay descendientes de las arpas tempranas que todavía se tocan en Birmania y en África subsahariana, mientras que otras variantes difundidas en Europa y Asia han sido recuperadas por músicos en la era moderna.

Arpista.

Si bien existen instrumentos muy antiguos semejantes al arpa, debe tenerse en cuenta que la clasificación de Hornbostel y Sachs distingue entre las cuerdas vocales tipo arpa (con un mástil que cierra el arco) y los tipo arco (que no disponen de ese mástil). Así pues, varias de las primitivas arpas que aparecen en la historia del instrumento son literalmente, arcol mundo, al igual que en distintas épocas. Pertenece al grupo de los cordófonos. Se conocía ya en la antigua Asiria, en Israel y Egipto, de donde pasó a Grecia. Utilizaron el término griego ki‧thá‧ra para traducir la palabra kin‧nóhr más o menos la mitad de las cuarenta y dos veces que aparece en el texto hebreo. La ki‧thá‧ra era un instrumento parecido a la lira (en griego lý‧ra), pero con una tabla de resonancia más llana.

Fue un instrumento muy de moda durante la Edad Media, siendo abandonado durante el Renacimiento. Se recuperó en el siglo XVIII, cuando se le agregaron los pedales.

Teleología

El arpa se utiliza como instrumento solista, de orquesta, se usa ampliamente en la música académica, normalmente para efectos como el glisando o los arpegios. En la ópera italiana y alemana se usa para arias románticas y bailes, como el «Vals de Musetta» en La bohème. Compositores franceses como Claude Debussy y Maurice Ravel compusieron conciertos para arpa y música de cámara que se siguen interpretando. Durante el siglo XIX, el compositor y arpista francés Nicolas Bochsa compuso cientos de piezas de todo tipo (transcripciones de ópera, música de cámara, conciertos, óperas, métodos para el arpa).

Referencias

  • Adler, Samuel, Estudio de la Orquestación, Idea Books, 2006.