Cinta pfleumer

De musiki
Saltar a: navegación, buscar

La Cinta Pfleumer es un mecanismo de almacenamiento de datos desarrollado y patentado por el ingeniero Alemán-Austríaco Fritz Pfleumer [1] (20 de marzo de 1881, Salzburgo - 29 de agosto de 1945, Radebeul) en el año 1928.

El objetivo de Pfleumer era mejorar las técnicas de grabación magnética de la época (basadas en la utilización de alambre) y ampliar el espectro de recursos sonoros de dichas grabaciones.


Cinta pfleumer
Magnet2.jpg
autor/es: Fritz Pfleumer.
País: Alemania (Dresden).
año de creación: 1928.
descriptor/es: Cinta de papel fino, recubierta con una laca de oxido de hierro.
Vínculos: https://es.wikipedia.org/wiki/Cinta_magn%C3%A9tica
Principio de funcionamiento: Impulsos magnéticos registrados en una cinta magnetizada en forma de señales análogas que posteriormente son codificadas.
Obra: Concierto de la Orquesta Filarmónica de Londres dirigida por Sir Thomas Beecham (1936).


Descripción sintética

Pfleumer utilizó el papel muy fino que cubrió con polvo de óxido de hierro usando laca como pegamento. Recibió la patente alemana DRP 500,900 el 31 de enero de 1928.​ Para reproducir su cinta el construyó la primera grabadora de cinta en el sentido moderno, nombró al reproductor “soundingpaper” (reproductor de papel); Utilizó cinta de papel de 16 milímetros de ancho, grabó en los primeros 8 mm de un lado en una dirección y después en los 8mm del otro. Un riel contenía los 300 metros para hacer una grabación con duración de 20 minutos (dos pasadas de 10 minutos con una velocidad de reproducción de cinta de 0.5 m/s). Al darse cuenta que necesitaba ayuda para desarrollar comercialmente su producto solicitó a muchas compañías y varios editores de periódicos de Berlín para mencionar a la grabadora con buena recomendación periodística.

La compañía AEG (Allgemeine Elektrizitäts Gesellschaft) [2], mostró gran interés en la invención de Pfleumer, quien cedió su patente y firmo contrato con dicha empresa en el 1932.

Contexto histórico

Los primeros equipos de grabación (con sistemas de alambre), comenzaron a comercializarse varios años antes de la Segunda Guerra Mundial [3]. Inicialmente se utilizaban para registrar el alfabeto Morse ya que los equipos eran capaces de reproducir únicamente estados de "magnetismo" y "nomagnetismo". Luego de la aparición del sistema de Pfleumer y tras iniciarse el conflicto bélico, estos artefactos adquirieron una función muy importante a la hora de enviar mensajes y de transportar la información.

Como ocurrió con muchos otros inventos alemanes, de acuerdo con su política autárquica, Hitler prohibió la divulgación de esta nueva técnica revolucionaria. El Magnetofón se utilizó solamente en el ámbito militar guardado como un secreto de Estado y de guerra que pasó desapercibido aún durante los últimos meses del conflicto.

Sin embargo, al finalizar la Segunda Guerra Mundial, el Magnetofón fue descubierto en Radio Luxemburgo por los Aliados e inmediatamente fueron incautadas todas las máquinas que pudieron encontrar y la patente fue expropiada.

Principio de funcionamiento

Magnetófono alemán AEG un avance técnico en la radiodifusión en 1939, con unos 20 minutos de tiempo de grabación.

El Magnetófono

Los primeros diseños con fines comerciales constaban de una cabeza lectora en forma de aguja que dañaba facilmente las cintas. pero en 1933 adoptaron un nuevo diseño que contaba con una cabeza codificadora en forma de anillo, y AEG cedió parte de sus derechos a la BASF (Badische Anilin Und Soda Fabrik) [4] quienes crearían un modelo de cinta mas resistente y eficaz. La nueva cinta constaba de una lámina de acetato de celulosa como material de soporte, recubierto con una laca de óxido de hierro como pigmento magnético y acetato de celulosa como aglutinante.

El magnetófono modelo K1 hecho por Telefunken AEG y la cinta magnética manufacturada por BASF fueron presentados al público por primera vez en 1935, en la Exposición Radiotécnica de Berlín.

El 19 de noviembre de 1936 se realizó la primer grabación pública con AEG Magnetophon, la Orquesta Filarmónica de Londres dirigida por Sir Thomas Beecham, interpretó la Sinfonía n.° 39 de Wolfgang Amadeus Mozart, en la propia sala de conciertos de BASF en Ludwigshaven. 

Grabación

La información queda impresa en el soporte (cinta magnética) cuando éste pasa delante de un electroimán, que reorienta las partículas del material ferromagnético (óxidos de hierro o de cromo) que recubren el soporte.

El electromagnetismo, consiste en generar un campo magnético por la acción que produce la corriente eléctrica al pasar por un electroimán.

En la grabación magnética, las vibraciones del sonido son transformadas en variaciones de voltaje con la misma intensidad, amplitud y frecuencia mediante un transductor electroacústico (micrófono). Las variaciones de voltaje se producen en el electroimán de la cabeza grabadora, que es la encargada de transformar la corriente eléctrica en una señal magnética de igual intensidad, amplitud y frecuencia. Esta señal magnética re ordena las partículas ferromagnéticas que cubren la superficie del soporte, magnetizándolas, conforme el soporte va pasando por delante del electroimán.

Los materiales que se utilizan en este tipo de grabación, constan de una alta Remanencia Magnética (''capacidad de un material para retener el magnetismo que le ha sido inducido, es decir, la magnetización que persiste en un material permanentemente después de que se retira el campo magnético externo''). El soporte retiene la información, mediante fenómeno llamado Histéresis [5]

Referencias

http://web.archive.org/web/20090720111326/http://history.sandiego.edu/gen/recording/tape.html

https://es.wikipedia.org/wiki/Fritz_Pfleumer

http://www.exordio.com/1939-1945/civilis/telecom/grabsonido.html

https://es.wikipedia.org/wiki/Magnet%C3%B3fono_de_bobina_abierta#Funcionamiento

Obtenido de «http://musiki.org.ar/index.php?title=Cinta_pfleumer&oldid=43948»