Elpidio Herrera

De musiki
Saltar a: navegación, buscar
Elpidio Herrera
ELPIDIO Y EL MONTE.jpg
Artista
Nombre y apellido : Elpidio Rafael Herrera
Año de nacimiento : 1947
Lugar de nacimiento : Atamisqui, Santiago del Estero, Argentina
Otros paises de trabajo/residencia : Atamisqui
Profesión : Compositor, artista sonoro, luthier

Obra elegida Sachaguitarra
Formatos : La exploración sonora
Descripción : Ejecución de guitarra con cuerda frotada
Etiquetas : Guitarra, monte, Santiago del Estero, Chacarera, porongo, sikus, violín, calabaza
Links :
Sonido : "link a sonido"
Video : https://www.youtube.com/watch?v=zNHn1lgCNLA


Biografía

Elpidio Herrera nació en Villa Atamisqui, Provincia de Santiago del Estero, República Argentina, el 23 de Diciembre de 1947. Es músico, compositor, recopilador y luthier asentado en su localidad de origen. Proviene de una familia de artesanos de la que heredo la actitud curiosa que requiere un espíritu creador . Su formación se completó con un secundario técnico, para luego graduarse de docente en Física y Matemática, profesión que ejerció por un tiempo. De niño comenzó a tocar la armónica y la guitarra, participando en fiestas escolares. Desde temprana edad tuvo la inquietud de encontrar otra forma de hacer música y representar a su pueblo. Fué así que creo una version de la antigua Caspi Guitarra o Guitarra de Palo, lo que seria la antesala de la Sachaguitarra, o Guitarra de Monte. En 1970 se incorporó a la agrupación, Los Coyuyos Atamisqueños, donde introdujo su nueva versión de la Caspi Guitarra. Las subsiguientes actuaciones en El Alero Quichua, propiedad de don Sixto Palavecino, impresionaron a presentes y oyentes por lo novedoso de la instrumentación y la calidad del canto auténticamente atamishqueño bilingüe. En este sentido es de destacar, que la Villa Atamisqui se caracteriza por mantener viva la lengua nativa, el Quechua. Entre 1970 y 2014 volcó su arte singular en una extensa discografía. Realizo presentaciones en Alemania entre 1992 y 2002.

En la actualidad continua ejerciendo su oficio de luthier a la vez que se encarga de administrar y atender el espacio cultural "El Museo de la Sacha" junto a su hijo Manolo en Villa Atamisqui. [1]


La Sachaguitarra

Del Quechua, Guitarra de Monte, es un Cordófono de dimensiones menores a las de la Guitarra Española o Criolla, de cuerda pulsada y frotada.

Origen y evolución

Se remonta a las practicas llevadas a cabo por los antiguos habitantes del lugar quienes improvisaban cordofonos armados con tablas y tripas retorcidas de cabra como cuerdas. Dichas intervenciones estaban enfocadas a producir un cordófono lo mas parecido a una guitarra y en algunos casos a un violín. En consonancia con aquellas ideas y necesidades y emulando las practicas de sus antepasados, el artista construyó la Caspi Guitarra (Guitarra de Palo). Segun sus propios dichos, los antiguos pobladores de la región, sentían la profunda necesidad de cantar la vida a traves de vidalas y chacareras razón por la cual construían instrumentos con los materiales que tenían a su alcance.[2] Por no tener caja de resonancia, la Caspi Guitarra ofrecía diversas dificultades en cuanto a intensidad de sonido, motivo que lo llevo a incorporarle una sección de calabaza (Lagenaria Siceraria) para que hiciera de resonador. [3] Se comenzó a perfeccionar su invento, culminando con la incorporación de un arco como complemento, para de esta manera quedar constituido un cordófono (Sachaguitarra) de 4 cuerdas pulsada-frotada que ofrecía múltiples posibilidades sonoras. Mas tarde y siempre en su búsqueda de nuevos sonidos, le agregó una quinta cuerda con la función especifica de efectos sonoros descriptivos de los sonidos del monte, la emulación del viento, y otras abstracciones que, según su percepción, son otorgados por el registro grave (una 8ª mas grave que la 1ª). En este sentido y para optimizar el uso del nuevo recurso, modifico la manera de frotar las cuerdas, cambiando a un arco pequeño (18cm aprox.) el cual se introduce dentro de la caja de resonancia a traves de dos orificios practicados en la tapa. [4]


Ética instrumental

En la Sachaguitarra se encuentra la expresión del hacer y sentir popular en la geografía de la región central de la Provincia de Santiago del Estero, dadas sus múltiples posibilidades tímbricas, entre otras virtudes. El músico sachero ejecuta el instrumento con el pleno conocimiento del monte y sus habitantes.[5]

Disposición material

Partes necesarias

  • La caja de resonancia.

Se obtiene a partir de la sección de una calabaza, la Lagenaria Siceraria, por los lugareños llamada porongo y que es cultivada por el propio luthier. [6]

  • El mástil

Esta confeccionado en madera de Cedro, cuya resistencia a las variaciones climáticas impiden que el mástil sufra desviaciones.

  • Las cuerdas

Son metálicas, generalmente de Mandolina en un total de 5.

Complementos

  • El diapasón

Esta construido en madera de Algarrobo, cuya dureza resiste la fricción que ejercen los dedos al pisar las notas. Se cuentan 17 trastes metálicos.

  • La tapa

Esta construida en madera de cedro y está provista de dos orificios en la zona cercana al puente que permiten crear la cavidad donde se ha de introducir el arco.

  • El arco

Utiliza un pequeño arco simple de cerdas de crin de caballo.

Se puede establecer entonces, que dado el alto grado de mutación de la entidad guitarra, la Sachaguitarra es un instrumento perteneciente a la familia de las cuerdas, posiblemente inscripta en una nueva rama con rasgos característicos propios.

Modo de Mediación

El artista se dispone a tocar el instrumento, sujeto a los parámetros tradicionales de ejecución de la guitarra o el violín en tanto cordófonos de altura determinada, con fines melódicos y armónicos, sosteniéndolo por su mango con una de las manos que a la vez digitan las notas en el diapasón, y con la caja apoyada al cuerpo, en el caso de la guitarra, en la zona abdominal para con la otra mano pulsar o frotar las cuerdas. Sin embargo, encontramos una ruptura de parámetros en tres grandes aspectos:

* Las proporciones físicas Es un instrumento de pequeñas proporciones. Este aspecto responde a razones ergonómicas tenidas en cuenta por el autor a la hora de construir el instrumento. Herrera se pronuncia a favor de una construcción de instrumentos adaptados a la anatomía del ejecutante, ya que esto favorece a un mayor fluir de la expresión artística. En este sentido observamos una apropiación del instrumento por parte del autor, para desarrollar su relación con el ambiente que habita. [7]

El uso del arco Tal vez, la mas visible de las características de agenciamiento hacia la Sachaguitarra sea la modalidad de uso del pequeño arco que utiliza para frotar las cuerdas, el cual ingresa al interior de la caja frotando las en forma vertical. [8]

La afinación La Sachaguitarra responde a una afinación en la tonalidad de Sol menor en cuerdas al aire, ordenadas de la siguiente manera:

­1ª Sol, 2ª Re, 3ª Sib, 4ª Fa, 5' Sol



Mapa de mediación

Al materializar su proyecto, el artista logró asirse a un instrumento musical que plasmaba en sus formas y en sus timbres el ideal que lo asistió durante todo su proceso de creación: replicar los sonidos del monte, y recoger las vivencias y costumbres de los lugareños para traducirlas en géneros musicales. Sin embargo y para su asombro, descubrió que las propuestas sonoras que otorgaba el instrumento, eran de las mas variadas y divergentes, quedando así atrapado por la belleza de las melodías que encontraban al paisaje mismo como una sala acústicamente perfecta. [9]


Teleología

Nada hace pensar que aquellas antiguas construcciones campesinas sean en realidad réplicas de guitarras o violines, sin embargo, su existencia es la prueba cabal de la inventiva del hombre que, asido al instrumento es capaz de transformar la propia percepción de si mismo y del ambiente.

Ver también

La X10

Hay otras versiones de sachaguitarras, como la llamada “X10”, un invento de Manolo Herrera, el hijo de Elpidio, a diferencia de la Sachaguitarra, la X10 esta armada en base a una tabla macisa, razón por la que se hace indispensable conectarla a un amplificador, sin dudas es la sachaguitarra eléctrica, o bien la Caspi Guitarra del Siglo XXI. [10] [11]

Museo

La popularidad de las creaciones del luthier admirada por los argentinos en muchas provincias del país y expuestas en países europeos como Alemania, permitieron crear en julio de 2007, el Museo de la Sacha guitarra ubicada en la entrada de la casa de Elpidio Herrera, un espacio que no sólo exhibe sus invenciones musicales como la Sachita, la X-10, el Garrote, la Caspi o la Sacha, sino también brinda un espacio artesanal y cultural a los santiagueños. Bd6508ff-e736-4fcb-baa0-b313d84ead40.jpg

Discografía

1972. Alero Quichua Santiagueño. Con Los Coyuyos Atamishqueños

1985. Allá vamos. (CBS)

Santiago, guitarra y copla

1993. El sonido del monte. (Shunko,)

2003. Infancia del monte

2006. Encuentro .

2009. A buen entendedor.

2011. Con acento provinciano (Melopea).

Las sachaguitarras atamisqueñas

2014. Por nuestra Patria.


Enlaces

http://lassachaguitarras.blogspot.com.ar/

http://www.identidad-cultural.com.ar/leernota.php?cn=449

http://www.aleroquichua.org.ar/sitio/index.php

https://youtu.be/1K6zLIjYNc4?t=680

https://www.youtube.com/watch?v=m6Etef334MI

https://youtu.be/n-CuV-Ux4EI?t=88