Lenguaje de abejas

De musiki
Saltar a: navegación, buscar


Lenguaje de abejas
Abejas.jpg
autor/es: Karl von Frisch
País: Alemania
año de creación: 1919
descriptor/es: visual, movimiento , danza, sustancias,acústica
Vínculos: https://www.youtube.com/watch?v=4udl87_OzJA
Rasgo Destacado: danza utilizada como medio de comunicación
Obra: Danza de las abejas


Descripción sintética

Estos insectos emplean varios tipos de señales de comunicación. Así, por ejemplo, las acústicas, cuando son de una determinada frecuencia, indican que acecha un peligro al enjambre, mientras otras como los zumbidos de sus alas indican, por ejemplo, que su madre ha muerto y decimos que la colmena ha quedado huérfana, es decir sin reina. Otros tipos de zumbidos los utilizan para indicar al enjambre el camino a seguir en los desplazamientos sin alzar el vuelo. A su vez, tienen muy perfeccionado el sistema de emisión de señales visuales, como veremos más adelante, pero son las señales químicas la clave para su desarrollo y supervivencia. La más simple de éstas es la emisión de veneno como señal de alerta para iniciar una ofensiva ante la amenaza de cualquier intruso. Las señales químicas más complejas son las feromonas emitidas por la reina, no sólo como orientación-atracción del/los macho/os en el vuelo nupcial, sino también dentro de la colmena, impregnar a todos los individuos para darles identidad olfativa sobre a qué colonia, y no otra, pertenecen y no sufrir errores de “domicilio” al volver de recolectar alimento. Estas hormonas volátiles, al parecer, también influyen en el desarrollo fisiológico de las obreras. Es más, se especula en que sobre estas feromonas se sustenta un “espíritu grupal” que sería, a nivel zoológico, el responsable de la conducta conjunta y, en consecuencia el sobrevivir, de todo el enjambre.

Contexto histórico

Fue Aristóteles, 350 años a.C. quien ya se interesó por estos insectos. Fue el primer humano en percatarse -y dejarnos escrito- que existía una abeja diferente a todas las demás y era única. La llamó rey y pensó que sobre él recaía el poder de gobernar al enjambre. Más tarde, se descubrió que era hembra y que su misión era simplemente reproductora, pues no regentaba ningún tipo de poder. Los apicultores franceses, suelen llamarle la mère (la madre) con mucho más acierto. En muchos pueblos, de habla catalana, es frecuente llamarla también la mare o la mareta.

Principio de funcionamiento

El zoólogo alemán de origen austríaco Karl von Frisch (1886-1982), por ejemplo, condicionó a unas abejas para que acudieran a tomar néctar en determinadas localizaciones, atribuyendo a éstas un color. Los insectos volaban a otros lugares del mismo color, pues habían sido condicionados para reaccionar al color que relacionaban con la fuente de alimento. Frisch cambió el color para comprobar qué sucedía con el condicionamiento. Si condicionaba a las abejas al negro y luego sustituia éste por el rojo, ellas seguían volando allí de todas formas, lo que indicaba que no podían distinguir el rojo, que veían como negro. Pero si se las condicionaba al negro y éste se cambiaba por el ultravioleta (que a los ojos humanos seguiría pareciendo negro), las abejas ya no volaban hacia allí. O sea que podían ver el ultravioleta. En 1919, Frisch también interpretó la manera en que la abeja comunicaba sus hallazgos a sus compañeras de colmena. Habiendo obtenido miel de una nueva fuente, la abeja, de regreso, «danzaba», moviéndose en circulo o de un lado a otro. El número de evoluciones y su velocidad proporcionaban la necesaria información sobre la localización de la nueva fuente. Frisch demostró también que las abejas pueden orientarse en vuelo por la dirección de la polarización de la luz en el cielo. Sus trabajos valieron a Frisch el premio Nobel —compartido— de medicina y fisiología en 1973.

Ampliación del tema

EL IDIOMA DE LAS ABEJAS Es el único insecto que puede transmitir complicados mensajes de hechos concretos. Una abeja exploradora comunica a sus compañeras el hallazgo de una nueva fuente de néctar o polen o posibilidad de extraer propóleos; determina con exactitud la distancia de su colmena a la próxima floración de diferentes especies vegetales, además de la orientación ambiental. También trae muestras de lo que ha encontrado, calidad (tamaño, etc.). Por ejemplo: Dirección nororiente, 1.400 m existe un campo sembrado de raps (cultivo de la familia del yuyo) en plena floración, mucho néctar, vale la pena explotarlo; necesita muchas recolectoras. Estos mensajes se transmiten a sus hermanas por medio de las diferentes danzas ejecutadas sobre un panal. El magnífico descubrimiento de dichas danzas y su significado se debe al profesor Dr. Karl von Frisch (Premio Nobel). La comunicación de las abejas se considera entre los hechos más notables del reino animal.

Sustrato y posibles influencias

La influencia que tuvo karl von frisch a la hora de estudiar el comportamiento de las abejas fué Aristóteles. Quien en el año 330 a. C describe estas conductas en su libro Historia Animalium.

Referencias

http://mayores.uji.es/wiki/index.php?title=EL_lenguaje_de_las_abejas

http://www.faunatura.com/lenguaje-abejas.html

http://historiaybiografias.com/abejas1/

http://www.lunademiel.com/El-lenguaje-de-las-abejas.html

Obtenido de «http://musiki.org.ar/index.php?title=Lenguaje_de_abejas&oldid=39769»