Tambor

De musiki
Saltar a: navegación, buscar

El tambor es un instrumento de altura indeterminada que pertenece a la familia de los membranófonos. El mismo esta conformado por una caja de resonancia, generalmente de forma cilíndrica, donde se tensa una membrana en la parte superior o bien en la parte superior e inferior, en el caso del tambor el mismo tiene una membrana superior y una inferior. El golpe producido en la membrana superior genera vibraciones dentro de la caja de resonancia que rebotan en la membrana inferior.

Nombres en otros idiomas: drum (ingles), trommel (alemán), tambour (frances), tamburo (italiano).

TamborDeOrquesta.jpeg
Sección orquestal percusión
Modo de mediación interactivo
pasivo
autónomo
Materiales Golpe sencillo (Tambor)
Golpe en el aro (Tambor)
Palo cruzado (Tambor)

Disposición material

El tambor produce el sonido mediante la vibración de una piel o membrana tensada. El mismo contiene dos membranas, una superior y una inferior. La membrana superior se golpea y las vibraciones rebotan en la membrana inferior y viceversa.

Partes necesarias

  • CASCO

El tambor está compuesto por un cilindro recto llamado casco (shell, en inglés). Puede ser de madera, metal, etc. Cada madera proporciona un timbre distinto a la caja, siendo las maderas de arce y abedul las más utilizadas. Respecto al metal, los más empleados son el latón, el bronce y el acero. Las bases del casco son dos membranas llamadas parches. Estos están sujetos a unos aros interiores a los bordes y se tensan mediante otros aros exteriores y unos tensores. Los aros son generalmente metálicos, aunque también existen variedades en madera. La tensión en las membranas se consigue mediante varillas metálicas con tornillos que actúan independientemente en cada parche. Para apretar estos tornillos se utiliza una llave especial. En las cajas usadas para orquesta o batería las medidas más usuales del casco son 14" de diámetro y 6" de profundidad. ​También pueden utilizarse cajas auxiliares de otros diámetros o altura, destacando por ejemplo las denominadas piccolo, con un diámetro convencional (14", 13") pero poca profundidad (3", 3,5"). Asimismo, las cajas soprano constan de profundidad convencional (5", 7") pero diámetro pequeño (10", 12").​ Por otra parte, es usual que en las cajas usadas para la marcha se utilicen alturas mayores,​ para así poder conseguir un sonido más profundo y potente, necesario para el uso exterior.

  • PARCHES

Antiguamente, los parches se fabricaban con pieles de animales. Este tipo de material produce que los parches varíen sensiblemente con la presión, humedad y temperatura, y que tengan que ser reafinados o cambiados con cierta asiduidad. Desde la introducción de los parches de plástico a finales de la década de 1950, estos problemas se vieron minimizados, además de que se pudo reducir el coste de cada parche. Sin embargo, hay quien defiende que el sonido más suave de los fabricados en piel es preferible para tocar matices muy pianos. Actualmente, los parches están compuestos por una o varias capas de plástico o poliéster.

  • BORDONES

En contacto con el parche inferior se encuentra el bordonero, también denominado bordonera o entorchado, que no es más que el conjunto de hilos (bordones) que recorren de lado a lado el casco. Estos vibran conjuntamente con el parche inferior al batir el superior, lo cual le confiere al instrumento su timbre y sonido distintivos, con una especie de zumbido. Para la fabricación de los bordones pueden utilizarse diversos materiales, aunque usualmente se fabrican en alambre rizado, cable metálico, tripa o nailon.

Vista de los bordones y el parche inferior (transparente).

Partes variables

Los tambores pueden variar en tamaño y en materiales. En la actualidad se usan dos materiales generalmente para la construcción de las cajas de resonancia, tanto la madera como el metal. Los tambores puede o no contener bordones (tiras muy finas de alambre o nailon colocadas a través de la membrana inferior), generalmente los tambores de orquesta llevan estos bordones en su membrana inferior. Algunos intérpretes colocan un trapo encima de la membrana superior para amortiguar el instrumento. Esto se le indica al intérprete con la forma "parche cubierto. Para hacer sonar el tambor se golpea generalmente con unas baquetas o palillos. Las baquetas usadas para tambor comúnmente están fabricadas en madera, aunque también existen modelos en fibra de carbono y plástico. Centrándonos en la madera, las más usadas son roble, nogal y arce.

Modo de mediación

La forma de producir sonido con los tambores es golpeando la membrana o parche superior. El sonido varía dependiendo de con que se golpee el parche. La persona encargada de tocar este instrumento se lo denomina percusionista. La forma antigua en que se coloca el tambor es enganchado a la cintura del intérprete mediante una correa (portacajas) y los golpes se realizan parado, hoy en día existen soportes para colocar el tambor y que quede a la altura de la cintura del intérprete. El tambor se ejecuta con la persona parada.

Agenciamiento

El tambor se coloca detrás de toda la orquesta junto con los demás instrumentos de percusión. El mismo va colocado sobre un soporte y se ejecuta parado. Los golpes se realizan con baquetas de madera.

Esquema de posiciones que generalmentese usa para distribuir los instrumentos en una orquesta.

Mapa de mediación

Los tambores más antiguos proceden de yacimientos arqueológicos, tienen algo más de seis mil años y son de tierra cocida. No se trata de instrumentos propios de una civilización determinada; el tambor surge por doquier como patrimonio del hombre. Así, tambores de forma similar y antigüedad parecida han sido encontrados desde Checoslovaquia al Alto Nilo. Los tambores primitivos europeos tenían forma de reloj de arena, con orejas en sus extremos para facilitar su asimiento.

Tambor que se asemeja en forma a un reloj de arena

Algunos historiadores de la música han visto en estos tambores hallados en la vieja Bohemia el antecedente del bombo y del tambor bajo. También hubo tambores en la América precolombina, de tronco de árbol o cerámica cuyo parche está hecho de piel humana. Tanto unos como otros se percutían bien con las manos o utilizando un palillo. Hacia el 3500 a.C. se menciona el tambor en una leyenda china; allí y entonces ya se fabricaba este instrumento de percusión parecido a como se hace hoy: pieles tensadas sobre un armazón de madera, y a menudo también aprovechando vasijas o tinajones.

Tambor primitivo

Su implantación en todas las culturas fue un hecho temprano. Se sabe que las tribus africanas lo utilizaban para comunicarse entre sí los poblados: los tantanes de la selva fueron antaño, como hasta no hace demasiado tiempo, un medio de divulgación de noticias y sucesos. Los hebreos, y otros pueblos del entorno, usaban tambores pequeños llamados toph, de los que derivó el adufe o pandero. Y los griegos se acompañaban en sus cantos con el tympanon: una piel estirada sobre cuenco de madera de boca ancha equivalente a un timbal chico.

Un pandero cuadrado.
Panderos redondos.

Los griegos celebraban a ritmo de tambores las fiestas para honrar a Dionisos, dios del vino. Los romanos emplearon este instrumento para las marchas militares y para marcar el paso. A Europa llegaron traídos por los cruzados y se usaron aquí con el concurso de trompas y trompetas en las fanfarrias y ceremonias y en los hechos de armas. En el siglo XV no hubo ejército que no contara con un cuerpo de tambores y timbales; y en el XVII se incorporaron estos instrumentos a las orquestas barrocas.


Teleología

Con la intención de dotar de ritmo y sonoridad a las composiciones se ha intentado introducir en la orquesta tambores de todo tipo. En su uso orquestal, la caja es comúnmente apoyada de forma horizontal en un trípode, también llamado pie.

Referencias