m
Línea 2: Línea 2:
 
[[Archivo:Shakuhachi.jpg|miniaturadeimagen|derecha]]
 
[[Archivo:Shakuhachi.jpg|miniaturadeimagen|derecha]]
 
<br>
 
<br>
El Shakuhachi es una flauta japonesa de caña de bambú que se sujeta verticalmente, como una flauta dulce. Era utilizada por los monjes Komuso de la secta Fuke Zen, seguidores del budismo zen, en su práctica ritual del Suizen (meditación mediante el soplado).  
+
El Shakuhachi es una flauta japonesa de caña de bambú que se sujeta verticalmente, como una flauta dulce. Era utilizada por los monjes Komuso de la secta Fuke Zen, seguidores del budismo zen, en su práctica ritual del Suizen (meditación mediante el soplado). El nombre del instrumento deriva de su longitud original: un shaku (11,93 pulgadas [30,3 cm]) y ocho hachi (1.2 pulgadas [3 cm]), de modo que el Shakuhachi original mide entre 54 y 55 cm, siendo su fundamental un Re. Pero los hay de muchas longitudes, aunque todos se llaman Shakuhachi a pesar de sus diferentes medidas.
  
 
<br>
 
<br>
Línea 30: Línea 30:
 
<br>
 
<br>
 
<br>
 
<br>
<br><br>
+
<br>
 +
<br>
 +
<br>
 
<br>
 
<br>
  
 
'''Disposición Material:'''
 
'''Disposición Material:'''
El Shakuhachi está hecho de caña de bambú
+
<br>
'''Teleología:'''
+
El Shakuhachi está hecho íntegramente de caña de bambú y tiene tres partes principales. El extremo por donde se sopla, que se corta oblicuamente hacia afuera, y se le inserta un pequeño trozo de marfil o hueso en el borde para producir variedades tímbricas. La campana (extremo acampanado) que consiste en el tronco de la planta de bambú con sus extremos de raíz, y la sección media donde se encuentran los cinco agujeros de digitacion. El cuerpo del Shakuhachi se dobla natural o artificialmente sobre la campana por razones estéticas.
 +
Tradicionalmente hay dos tipos de Shakuhachis, el Jinashi y el Jiari. El Jinashi es el mas natural, y por lo tanto el que primero fue creado. Es muy dificil de producir por el hecho de la casi inexistente manipulación de sus condiciones interiores y el trabajo con herramientas manuales tradicionales y es considerado por puristas como el Shakuhachi realmente conectado a la naturaleza.
 +
El Jiari por otro lado recurre a elementos como yeso o pegamento para dejar el interior del instrumento en las mejores condiciones para el flujo del aire. Muchas veces se cortan y se vuelven a pegar partes de diferentes cañas. Sus orificios suelen hacerse con un taladro, y se usa masilla o yeso para corregir la afinación final del instrumento, ya que a veces por la naturaleza de la caña, ésta se puede astillar, o tener grosores variados a lo largo de su estructura.
 +
Tanto al Jinashi como al Jiari se los lija y se les aplica una laca de manera externa, para darle color y protección.
 +
<br>
 +
'''Modo de Mediación:'''
 +
<br>
 +
El Shakuhachi se toca soplando el aire como si fuera el extremo del cuello de una botella, pero al tener un borde afilado en la embocadura permite al intérprete un control sustancial sobre el tono. El aire llega directamente de los labios del ejecutante hacia el bisel. Abriendo o cerrando los orificios de la sección del cuerpo se cambia la longitud del aire vibrante dentro del tubo, definiendo así la altura del sonido. Esta flauta tiene solamente cinco orificios para la digitación, por lo que para producir muchos de los sonidos utilizados en la música de este instrumento, se requiere una combinación de coberturas parciales de orificios, cambios en la embocadura y en la emisión del aire.
 +
'''Agenciamiento:'''
 +
<br>

Revisión del 13:58 11 nov 2019

Shakuhachi

Shakuhachi.jpg


El Shakuhachi es una flauta japonesa de caña de bambú que se sujeta verticalmente, como una flauta dulce. Era utilizada por los monjes Komuso de la secta Fuke Zen, seguidores del budismo zen, en su práctica ritual del Suizen (meditación mediante el soplado). El nombre del instrumento deriva de su longitud original: un shaku (11,93 pulgadas [30,3 cm]) y ocho hachi (1.2 pulgadas [3 cm]), de modo que el Shakuhachi original mide entre 54 y 55 cm, siendo su fundamental un Re. Pero los hay de muchas longitudes, aunque todos se llaman Shakuhachi a pesar de sus diferentes medidas.



Breve reseña histórica:

El Shakuhachi fue introducido como instrumento desde China durante el periodo Nara (s. VIII). A comienzos del periodo Edo, durante el siglo XVI, los Komuso, un grupo de monjes itinerantes de la secta Fuke, budistas Zen, desarrollaron una práctica de meditación sonora basada en él. Durante la Era Meiji (1868–1912) el gobierno adoptó una posición fuertemente anti budista, con lo cual los monjes tuvieron que secularizar el uso del Shakuhachi, dejando de lado su uso espiritual y de meditación, para incorporarse de a poco en la música tradicional japonesa (Koto-Shamisen y música vocal) en la que no había tenido lugar por cientos de años. La práctica espiritual se siguió practicando en secreto, o en casos especiales con permisos del gobierno de manera asilada. Los monjes compusieron gran cantidad de obras originales que contemplaban el aspecto respiratorio-meditacional como primordial, siendo su lado musical un producto del proceso espiritual. Estas obras se llaman Honkyoku, tanto individualmente como en su género. Los Honkyokus tradicionalmente no tenían ritmo per se, por lo cual la sensación rítmica y la construcción de frases eran causadas por los momentos de respiración. Ésta estructura permitía a los monjes enfocarse puramente en el tono, la respiración, y en consecuencia los silencios, asociados con el concepto de "Ma" o espacio negativo, eran tan importantes como las frases.

Ejemplo de Honkyoku






Ejemplo de Honkyoku. El modo de notación del Shakuhachi es del tipo tablatura, en el cual mediante símbolos se describen los orificios que deben ser tapados/liberados. Se lee de derecha a izquierda por columnas, es decir de arriba hacia abajo. De modo que al llegar a la parte baja de la primera columna derecha, se vuelve a subir al comienzo de la segunda columna.







Disposición Material:
El Shakuhachi está hecho íntegramente de caña de bambú y tiene tres partes principales. El extremo por donde se sopla, que se corta oblicuamente hacia afuera, y se le inserta un pequeño trozo de marfil o hueso en el borde para producir variedades tímbricas. La campana (extremo acampanado) que consiste en el tronco de la planta de bambú con sus extremos de raíz, y la sección media donde se encuentran los cinco agujeros de digitacion. El cuerpo del Shakuhachi se dobla natural o artificialmente sobre la campana por razones estéticas. Tradicionalmente hay dos tipos de Shakuhachis, el Jinashi y el Jiari. El Jinashi es el mas natural, y por lo tanto el que primero fue creado. Es muy dificil de producir por el hecho de la casi inexistente manipulación de sus condiciones interiores y el trabajo con herramientas manuales tradicionales y es considerado por puristas como el Shakuhachi realmente conectado a la naturaleza. El Jiari por otro lado recurre a elementos como yeso o pegamento para dejar el interior del instrumento en las mejores condiciones para el flujo del aire. Muchas veces se cortan y se vuelven a pegar partes de diferentes cañas. Sus orificios suelen hacerse con un taladro, y se usa masilla o yeso para corregir la afinación final del instrumento, ya que a veces por la naturaleza de la caña, ésta se puede astillar, o tener grosores variados a lo largo de su estructura. Tanto al Jinashi como al Jiari se los lija y se les aplica una laca de manera externa, para darle color y protección.
Modo de Mediación:
El Shakuhachi se toca soplando el aire como si fuera el extremo del cuello de una botella, pero al tener un borde afilado en la embocadura permite al intérprete un control sustancial sobre el tono. El aire llega directamente de los labios del ejecutante hacia el bisel. Abriendo o cerrando los orificios de la sección del cuerpo se cambia la longitud del aire vibrante dentro del tubo, definiendo así la altura del sonido. Esta flauta tiene solamente cinco orificios para la digitación, por lo que para producir muchos de los sonidos utilizados en la música de este instrumento, se requiere una combinación de coberturas parciales de orificios, cambios en la embocadura y en la emisión del aire. Agenciamiento: