De musiki
Ir a la navegación Ir a la búsqueda
 
Línea 32: Línea 32:
Ambos puntos de vista tienen aciertos y desaciertos, dentro del campo de la innovación tecnológica, una utopía conlleva una distopía, puntualmente cuando el desarrollo de las máquinas desafían las facultades cognitivas de las personas.
Ambos puntos de vista tienen aciertos y desaciertos, dentro del campo de la innovación tecnológica, una utopía conlleva una distopía, puntualmente cuando el desarrollo de las máquinas desafían las facultades cognitivas de las personas.


Un ejemplo referente a la miniaturización es uno de los proyectos científicos de Kurzweil,  el sintetizador Kurzweil 250, siendo el primer instrumento por ordenador capaz de reproducir de forma realista el sonido de otros instrumentos de orquesta. Este surgió a raíz de la idea de Stevie Wonder de usar ordenadores para obtener sonidos similares a los interpretados con instrumentos tradicionales.
Un ejemplo referente a la miniaturización es uno de los proyectos científicos de Kurzweil,  el sintetizador [[Kurzweil 2500]], siendo el primer instrumento por ordenador capaz de reproducir de forma realista el sonido de otros instrumentos de orquesta. Este surgió a raíz de la idea de Stevie Wonder de usar ordenadores para obtener sonidos similares a los interpretados con instrumentos tradicionales.
El instrumento funciona como un sampler, en el que las muestras de sonido estaban integradas en una memoria ROM, disponiendo de sonidos de cuerda, viento y varios recursos acústicos en cada una de las teclas.
El instrumento funciona como un sampler, en el que las muestras de sonido estaban integradas en una memoria ROM, disponiendo de sonidos de cuerda, viento y varios recursos acústicos en cada una de las teclas.



Revisión actual del 11:50 6 sep 2021

Introducción

Los conceptos alrededor de una existencia post-humana se centran en la idea del Antropoceno, la era en la cual el ser humano es capaz de su propio exterminio y modificación de la naturaleza a escala planetaria, por lo cual puede generar una nueva era geológica. El término corresponde a Paul Crutzen, aunque otros autores como [Donna Haraway] prefiere denominarla Capitaloceno, dado que para ella es el paradigma económico vigente quien configura la amenaza a la estabilidad ecológica.


Diferentes teorías apocalípticas basadas en la sobredimensión del uso de recursos naturales conjeturan como una posible escapatoria la disminución o deconstrucción de la escala de consumo en todas las dimensiones de la vida humana. Haraway establece su propia teoría denominada Chthuluceno, palabra compuesta por dos raíces del griego que significan un tipo de espacio-tiempo donde pueda aprenderse a vivir y morir con respons-habilidad en una tierra dañada.

Este espacio-tiempo estaría habitado por "historias y prácticas multiespecies en curso de devenir-con, en un tiempo donde el mundo aun no está terminado ni el cielo ha caído sobre nosotros.

El ser humano no sería el único actor sino que forma parte de una red tentacular, un sistema simpoiético, generado con otros, no construido en solitario. Lo que ella denomina un 'compost-caliente': devenir-con recíprocamente con las especies.



Utopía Transhumanista

Una de las muchas utopías transhumanistas que marcaron al siglo XX es la del evolucionista ruso Nikolai Fiodorovich Fiodorov, la cual consiste en la hipotética perfección ilimitada de la humanidad, llevando a un sin número de posibilidades de evolución que llevaría a la raza humana a una posible colonización en el espacio, extensión de la vida, tal vez a la inmortalidad. Para Fiodorovich, los procesos evolutivos conducen hacia un incremento de la inteligencia, logrando una progresión ilimitada. Este fue un punto de partida para idealizar una humanidad futura que tenga como propósito combatir a la muerte, cuanto más avances haya en el campo de la medicina y cuanto más se racionalice la naturaleza, más extensa sería la existencia y la energía del cosmos sería fuente inagotable de vida y progreso histórico.

La contrapartida de esta evolución, son las distopías que se generan ante los avances tecnológicos, marcadas por el matemático Norbert Wiener, quién acuñó el término de cibernética y se lo considera como el creador de la tecnología computacional. Wiener alertó sobre el peligro de la inteligencia artificial, ya que podría ir más allá del control humano o podrían caer en manos de personas codiciosas. La utopía y la distopía dentro del desarrollo tecnológico, ocurren en conjunto. Desde el desarrollo de la miniaturización de dispositivos digitales, los cuales derivaron en la nanotecnología, utopías y distopías parecieran fusionarse en la imaginación tecnológica transhumanista. Este concepto se explica desde los ejemplos descriptos por Bill Joy y Ray Kurzweil.

Distopías por la inteligencia artificial Como distopía se toma un ejemplo de Bill Joy, científico en computación y autor del artículo Por qué el futuro no nos necesita publicado en la revista Wired en el año 2000, donde detalla algunas cuestiones sobre las consecuencias negativas, las distopías de los avances referentes a la nanotecnología y a la ingeniería genética, que eran invasivos para el cerebro humano y su entorno natural. La gran preocupación era que la inteligencia artificial tomara el control ya que las personas no podrían contra la eventual complejidad de la toma de decisiones para mantener el funcionamiento del sistema. De esta forma las máquinas tomarían el control, o las personas dependerían tanto de ellas que no podrían apagarlas.

Utopías por los proyectos tecno-científicos Como utopía se toma un ejemplo de Ray Kurzweil, defensor de las tecnologías transhumanistas y escritor del libro La Singularidad está cerca, que trata sobre proyectos tecno-científicos. Concluye que el proceso de miniaturización se acelera cada vez más rápido y que otorgará beneficios, como el reemplazo de tejidos orgánicos del cuerpo y del cerebro humano defectuosos, gracias a la evolución tecnológica referente a los nanobots. La visión utópica de Kurzweil sería el progreso de la medicina a raíz de estos avances y como propuesta sugiere mudar la mente de una persona a un cuerpo trans-biológico. Esto significa transferir detalladamente el cerebro humano hacia un sistema computacional, lo cual alteraría la vida humana. Esta sugerencia no tiene en cuenta el punto filosófico referente al concepto del yo, que indentidad tendría ese cuerpo, ya que el concepto yo es algo que no se puede transferir,

Ambos puntos de vista tienen aciertos y desaciertos, dentro del campo de la innovación tecnológica, una utopía conlleva una distopía, puntualmente cuando el desarrollo de las máquinas desafían las facultades cognitivas de las personas.

Un ejemplo referente a la miniaturización es uno de los proyectos científicos de Kurzweil, el sintetizador Kurzweil 2500, siendo el primer instrumento por ordenador capaz de reproducir de forma realista el sonido de otros instrumentos de orquesta. Este surgió a raíz de la idea de Stevie Wonder de usar ordenadores para obtener sonidos similares a los interpretados con instrumentos tradicionales. El instrumento funciona como un sampler, en el que las muestras de sonido estaban integradas en una memoria ROM, disponiendo de sonidos de cuerda, viento y varios recursos acústicos en cada una de las teclas.

Referencias [1]

  1. Franco Berardi, Fenomenología del Fín, parte 3 capítulo Lo Transhumano (pág 298)