Clarinete contrabajo

De musiki
Saltar a: navegación, buscar

El clarinete contrabajo es un instrumento musical de viento madera que pertenece a la familia de los clarinetes. Es un aerófono de lengüeta simple con aire vibrante, lo que significa que el sonido se genera mediante la vibración del aire que se produce en el cuerpo del instrumento, a través de la vibración de la lengüeta. Ocupan la sección de vientos-maderas dentro de las orquestas. El prototipo de clarinete contrabajo más antiguo data del 1808, y en la actualidad, los clarinetes contrabajos son afinados en si bemol, y poseen una tesitura que se extiende dos octavas más hacia lo grave que el clarinete soprano, llegando desde un re bemol 1 hasta un sol 3. Sin embargo, dependiendo de la técnica del ejecutante, el rango se puede extender desde un si bemol 0 hasta un do 4.

El clarinete contrabajo, al igual que toda la familia de clarinetes, son instrumentos transpositores, y se escucha dos octavas más una segunda mayor más grave de lo que se escribe, ya que el primer clarinete soprano, estaba afinado en do, pero desde fines del siglo XIX y principios del XX, se comenzó a afinar en si bemol.

La longitud del tubo determina la altura del sonido, por lo que ésta es bastante extensa, al igual que el rango que posee el instrumento, sobrepasando las cuatro octavas. Tiene una serie de orificios a lo largo del tubo, que se tapan y destapan a través de una serie de mecanismos llamados llaves. A diferencia de otros clarinetes, el clarinete contrabajo suele tener una sola llave de trino para la mano derecha en lugar de cuatro, que cumple la misma función que la llave de trino más baja en los otros de la familia.

El cuerpo de los clarinetes es clasificado como un tubo cilíndrico, y en el sonido que generan, predominan los armónicos impares.

Disposición material

Partes necesarias

La lengüeta está hecha de caña de la especie Arundo donax. La boquilla es articulada con la parte superior del cuerpo por el barrilete. Este extremo superior es un pabellón metálico que se encuentra curvado hacia arriba para poder tocar el instrumento con más facilidad, debido a su gran tamaño. El cuerpo del instrumento puede estar hecho de madera, al igual que los clarinetes tradicionales, pero predominantemente de metal, y posee los orificios y las llaves del instrumento. Se puede dividir en dos partes, el cuerpo superior, que es donde el instrumentista coloca la mano izquierda, y el cuerpo inferior donde coloca la mano derecha. La campana está unida al cuerpo inferior del instrumento. Se encuentra curvada hacia arriba y permite la proyección del sonido al ser ejecutado.

Partes variables

Los clarinetes contrabajos son originalmente instrumentos hechos de madera, pero en la actualidad, es común encontrarlos hechos de metal. El tamaño del cuerpo del clarinete también puede variar según el tipo. El clarinete contrabajo tiene más del doble del tamaño de un clarinete soprano, debido a que su rango es más extenso, y que la longitud del tubo es determinante en cuanto a las alturas que pueden ser emitidas. La cantidad de llaves también varía según cada clarinete.

Modo de mediación

Para generar sonido en un clarinete contrabajo se colocan ambas manos a lo largo del cuerpo del instrumento y se sopla con una gran cantidad de fuerza a través de la boquilla. Para hacer sonar distintas alturas, se colocan los dedos en las distintas llaves del instrumento.

Agenciamiento

El intérprete puede posicionarse parado, sujetando al instrumento con ambas manos, aunque no es lo más cómodo debido a que suele tener la misma altura que una persona adulta, y un peso considerable. También puede usar una correa para que la sujeción sea más fácil, o un soporte en la parte inferior del instrumento. La posición más cómoda es el instrumentista sentado en una banqueta, sujetando al instrumento con ambas manos y teniendo un soporte en la parte inferior del mismo.

Interfaz

El sonido se produce cuando el intérprete sopla a través de una boquilla con lengüeta simple, haciendo vibrar la lengüeta y consiguiendo que el aire vibre por dentro del cuerpo del instrumento, y que salga a través de la campana. Las notas se producen al instrumentista presionar los distintos sistemas de llaves.

Mapa de mediación

Fue desarrollado a fines del siglo XIX y principios del XX en Francia. No es muy usual encontrar al clarinete contrabajo siendo solista, hay muy pocas obras de este estilo, pero debido a la riqueza tímbrica de su registro grave, fue incorporado a las orquestas en la sección de vientos maderas, y por momentos se ha utilizado como apoyo a los contrabajos. Además, tiene una enorme agilidad, en especial para la ejecución de trinos y cromatismos, y sonoridad, puede emitir diversas dinámicas en cualquiera de sus registros, aunque estos sean menos apreciables en el registro agudo del instrumento. Esto último, sumado al gran rango sonoro del clarinete contrabajo, lo volvieron muy recurrente en bandas sonoras de producciones audiovisuales a la hora de evocar suspenso, junto con el clarinete bajo.

Teleología

El clarinete contrabajo es parte de las orquestas junto con los vientos maderas, en una posición más modesta, generalmente de acompañamiento, que otros instrumentos de la familia de vientos, como la flauta, u otros tipos de clarinete, que suelen tener más protagonismo. Suele usarse como refuerzo de las notas graves de instrumentos como el contrabajo y con los tonos pedales del trombón, ya que se generan timbres similares en su registro grave.

Referencias

F. Geoffrey Rendall. (1957). The Clarinet. Second Revised Edition. London: Ernest Benn Limited.

Latham, A. (2008). Diccionario Enciclopédico de la música. México D.F: Fondo de Cultura Económica.

https://es.wikipedia.org/wiki/Clarinete_contrabajo

https://es.wikipedia.org/wiki/Clarinete

https://www.youtube.com/watch?v=_WgC7uJ23OU